Cuidado de la Piel

¿Piel madura? ¡Rejuvenécela!

12 de Diciembre de 2019
A todos nos gustaría encontrar la fórmula de la eterna juventud, pero de momento nadie ha dado con ella. El envejecimiento es inevitable. A medida que pasan los años, la piel sufre cambios y pierde progresivamente algunas de sus características: su consistencia se reduce, se vuelve más fina y frágil y aparecen las indeseadas arrugas. Además, pierde flexibilidad, elasticidad y firmeza.
 
Flacidez en el rostro
Con la pérdida de elasticidad y firmeza, se instala la flacidez en el rostro. ¿Podemos retrasar o incluso minimizar este proceso? Afortunadamente, sí.
 
Prevenir y tratar
Tan importante es prevenir estos procesos y evitar sus causas como tratarlos cuando ya han aparecido. Toma nota de estos consejos:
  • Limpieza diaria (tanto por la mañana como por la noche) y una exfoliación semanal son básicas. Estos dos pasos te ayudarán a mantener la salud de tu piel. La suciedad y las impurezas que se acumulan en su superficie impiden que ‘respire’ y que los cosméticos actúen como es debido.
  • Hidratación diaria. La piel necesita hidratación constantemente, ya sea grasa, seca, mixta… En condiciones normales, la piel mantiene su humedad gracias al agua procedente de las capas más profundas de la piel. Debido a diversos factores, por ejemplo, la sequedad excesiva del aire o una función barrera dañada, la pérdida de agua hacia el exterior aumenta. La piel se seca, se vuelve más frágil y más expuesta a alérgenos y sustancias potencialmente dañinas. El déficit de agua también acelera la aparición de arrugas. De ahí la importancia de hidratarla.
  • Fotoprotección durante todo el año, no solo en verano. El sol es uno de los grandes enemigos de la piel. La radiación solar (UV, IR, HEV) causa un daño que se acumula con los años.
  • Estilo de vida saludable: realiza ejercicio suave y a diario, lleva una alimentación variada y equilibrada rica en vitaminas y fibra, y bebe abundante agua y notarás cómo tu piel te lo agradece.

Cuidados específicos para la piel madura
Además de los consejos anteriores, válidos para cualquier tipo de piel y edad, las pieles maduras necesitan cuidados específicos para recuperar su juventud:
Emplea dermocosméticos antienvejecimiento. Hoy en día son más eficaces y, por lo tanto, penetran mejor en la piel. Cuando los activos logran alcanzar su objetivo, ayudan a mantener la buena salud de la matriz dérmica, que ejerce de sostén de la piel. Con una buena estructura de la piel, no hay lugar para la flacidez.

Para retrasar la pérdida de elasticidad y recuperar la firmeza de la piel la línea HD REDEFINER es ideal. Sus activos de última generación como el Biopolímero tensor, la Scutellaria baicalensis, junto con el ácido hialurónico consiguen reafirmar la piel con un incremento de la elastina de hasta un 72,1%.

Una rutina de cuidado completa incluiría:
  1. HD REDEFINER CONTORNO DE OJOS 
  2. HD REDEFINER SÉRUM
  3. HD REDEFINER CREMA 

Combinados, devolverán la firmeza, elasticidad y vitalidad a tu piel y sentirás que recuperas su juventud.