Cuidado de la Piel

Cosmética más efectiva que tus genes

28 de Enero de 2020
¿Cuántas veces has oído decir “Aparenta menos edad de la que tiene”, “Qué suerte, menuda genética” o: “Es delgada por constitución”? ¿Tanto influyen los genes en nuestro aspecto físico?  
Cada una de nuestras células contiene una doble hélice de ADN, con la información genética heredada del padre y de la madre. Los genes son los tramos de esta hélice y en ellos se almacena la información.
La composición genética determina mucho más que el color de nuestra piel, ojos o cabello. Tiene también mucho que ver en el desarrollo de todo el cuerpo, las defensas ante los ataques externos o el proceso de envejecimiento de la piel.
Sabemos que la genética influye, aproximadamente, en un 25% en el proceso de envejecimiento de la piel. ¿Qué hacemos con el 75% restante? Aunque podríamos concluir que somos fruto de la genética, no podemos dejar de lado esa otra parte importante de la que somos responsables y que podemos controlar. Nuestro estilo de vida también define nuestro aspecto y es ahí donde la dermocosmética entra en acción.
¿Cómo? Reforzando y ayudando la acción de los genes, protegiéndonos de factores externos como el sol, la contaminación y el humo del tabaco, alcohol, insomnio, estrés, abuso de los dispositivos electrónicos, que tanto aceleran y acentúan el envejecimiento. Estos cuidados son los que marcan la diferencia.
Por eso, los laboratorios se centran en descubrir qué ingredientes activos son los mejores a la hora de estimular mecanismos naturales, como la producción de elastina y colágeno (esenciales para la salud de la piel), aumentar la hidratación, nutrición, y ayudar a la piel a defenderse de agresiones como las que causan los radicales libres, enemigos de las células de la piel. De ahí que encontremos productos antioxidantes, hidratantes, reafirmantes… Estos productos son los mejores aliados de nuestros genes.
Pensar que una buena herencia genética garantiza una óptima salud de la piel es un error. Sin un estilo de vida sano que incluya una rutina diaria de cuidado de la piel, el envejecimiento llamará a nuestra puerta antes de lo esperado.
Para que el envejecimiento no nos pille desprevenidos, os recomendamos:
  • Limpia tu rostro dos veces al día con HD DETOXIFIER Espuma o Agua micelar
  • Exfolia tu piel 2-3 veces a la semana con HD MAS·K DETOX & OXYGEN, que además oxigena la piel.
  • Y después de ello, vuestra rutina cosmética habitual. Podéis encontrar la línea HD que más se ajuste a vuestra piel y sus necesidades:
    • Hidratación y protección contra el envejecimiento digital con HD BLUMOIST
    • Luminosidad con HD NOX
    • Antienvejecimiento a base de antioxidantes de alta potencia con HD NOX+
    • Mejorar la firmeza con HD REDEFINER
Es la mejor forma de garantizar su buen aspecto y salud.