Cuidado de la Piel

¡Caos en casa! Empieza a poner orden con una rutina de belleza. Te contamos los detalles en nuestro blog.

03 de Abril de 2020
¿Cuántas veces habías puesto el grito en el cielo para que tu empresa adoptara el teletrabajo? Pues ya está aquí. A la fuerza, eso sí. Vivir y trabajar en el mismo espacio las 24 horas del día conlleva una serie de problemas, y uno de ellos es el caos en el que puedes sucumbir si no estableces unas rutinas rígidas.

El ser humano es un animal de costumbres, y cuando estas se alteran, como sucede ahora, podemos sentir cierto desasosiego. La rutina, lo conocido, en cambio, nos proporciona equilibrio, sensación de control y tranquilidad. Somos así.

La rutina como norma
¿Por dónde empezamos? Lo primero es afrontar el día como si fuera ‘normal’: empezar por una buena ducha, desayunar, vestirnos como si fuéramos a la oficina y aplicarnos los cosméticos.  Nos ayudará a organizar el día ya que estamos marcando los diferentes momentos importantes. Es como poner etiquetas o post-it a cada tarea: ducha-desayuno-rutina de belleza-etc.
Seguir una rutina de cuidado diario tiene dos ventajas; una psicológica y otra física.

Ventajas psicológicas de una rutina de belleza
Cuando establecemos una rutina y la seguimos cada día, ayudamos a conseguir una paz mental que nos permitirá afrontar el día con más tranquilidad. Nos aporta un bienestar que nuestra cabeza agradecerá. Aplicarnos los productos de belleza a diario, además, ayudará a sentirnos más atractivos, a tener una imagen positiva de nosotros mismos.
 
Ventajas físicas de una rutina de belleza
La piel tiene memoria. Si la descuidamos estas semanas, recordará en el futuro todo el daño que acumule durante este período. Así, si descuidamos nuestra piel pueden acentuarse y empeorar las arrugas, flacidez… No lo olvides.

En casa convivimos con enemigos invisibles como la calefacción, el humo del tabaco, el estrés provocado por la preocupación… Todo esto reduce el número de fibras de colágeno y elastina y aumenta el consumo de ácido hialurónico (lo cual provoca la deshidratación de la piel y una textura más áspera) y favorece la falta de luminosidad, sin duda agravada por el confinamiento y la escasez de luz que nos rodea estas semanas confinados en casa.
  1. Una buena rutina de cuidado debe incluir, sí o sí, una limpieza facial en profundidad dos veces al día: al despertarnos y antes de acostarnos. Con una limpieza en profundidad, eliminamos toxinas y, con una piel limpia y preparada para recibir los activos, ya podemos aplicar a continuación los cosméticos para que actúen mejor. Prueba nuestra línea HD DETOXIFIER y elige el Agua micelar o la espuma según tu tipo de piel.
  2. Dos o tres veces a la semana es recomendable exfoliar la piel, que ayudará a renovarla. Con HD MAS·K DETOX & OXYGEN, lograrás detoxificarla y oxigenarla. Además, al igual que con la limpieza, también facilitará que el resto de cosméticos que apliquemos a continuación penetren mejor y resulten más eficaces.
  3. Es turno de aplicar un sérum antioxidante, como HD NOX 3C Sérum, o hidratante, como HD BLUMOIST Sérum. (podríamos incluir el serum de BLUMOIST para el dia por el teletrabajo y de noche el de NOX3C) Por la noche, mejor elegir principios activos que combatan el envejecimiento, como los que incorpora HD NOX+ Crema Noche, formulada específicamente para un uso nocturno.
  4. Si te apetece maquillarte, ¿por qué no? Te hará sentir mejor y ganar confianza y positividad. Eso sí, recuerda desmaquillarte bien antes de acostarte para evitar los dichosos ojos de panda. Nuestra propuesta: HD DETOXIFIER Desmaquillante de ojos.

Estar en casa no significa abandonarnos. ¡Al contrario! Es ahora cuando debemos cuidarnos más. ¿Te apuntas a nuestra #RutinaHD?